“La hidráulica y neumática son dos piezas clave en el sector industrial”, según Suministros Tomás Beltrán

Los suministros hidráulicos y neumáticos forman una parte esencial de la gran mayoría de los sectores industriales, ya que cumplen una función muy importante en muchos sectores de la industria: robótica, alimentación, naval, del calzado, etc. Por una parte, la neumática industrial estudia el uso del gas pasteurizado para transferir la energía, haciendo funcionar los mecanismos (mediante el uso de aire comprimido, nitrógeno y otros gases inertes). Se produce, mediante la neumática, una transmisión de energía que facilita el movimiento mecánico.

“La energía neumática es esencial en naves, fábricas, talleres y suministros industriales. La neumática en los suministros que nosotros vendemos es necesaria en herramientas como remachadoras, lijadoras, llaves de tubo y muchas otras herramientas que funcionan gracias al aire comprimido”, explica Suministros Tomás Beltrán, una empresa que lleva más de 50 años proporcionando todo tipo de material a diferentes sectores como la industria naval, hortofrutícola, talleres, etc.

Actualmente el aprovechamiento del aire comprimido en la industria es un método que ha ayudado a mejorar la producción y los procesos de una gran cantidad de trabajos y proyectos. Pro además de la aplicación en los procesos industriales, la neumática es un elemento fundamental en sistemas electrónicos, mecánicos, eléctricos, neumáticos e hidráulicos. El uso de esta energía es fundamental para realizar trabajos que no puede realizar el hombre y sin ella podría ser imposible conseguir un buen resultado.

Una aplicación de la energía hidráulica que las personas de a pie suelen ver a diario es en el mismo transporte físico. La apertura y el cierre de puertas en autobuses es un proceso que utiliza el aire comprimido mediante un movimiento lineal: para cerrar se estira un cilindro y para abrir se contrae. Por eso es habitual escuchar un ligero soplido cuando se abren las puertas del autobús (aunque esto es más común en autobuses más antiguos).

El uso de la energía neumática también es muy habitual en un lugar tan común como la consulta del odontólogo. Se trata de la fresa que los odontólogos utilizan para cortar, pulir la superficie de los dientes o limpiar las caries. Los ascensores también utilizan la energía neumática mediante un cilindro que permite el transporte arriba y abajo y mantener la carga en un lugar determinado del tramo durante cierto tiempo.

Los sopletes y las aspiradoras también utilizan esta energía mediante la presión del aire o la expulsión del mismo. Las pistolas de pintura utilizan este tipo de empleo de la energía neumática. Un uso muy habitual que todos conocen de la energía neumática es la típica bomba de aire mediante la cual se hinchan ruedas. Al impulsar el vástago de forma continua, se produce una presión del aire que se expulsa.

Relacionados

La empresa Erreke abre su canal online

Erreke se fundó en Madrid en 2019 como una marca de productos que hicieran más…

David Fernández asume la Dirección Comercial de AIS Group

Titulado en Ingeniería Informática por la Universidad Politécnica de Cataluña, Fernández lleva una trayectoria de…

Geomarketing, el mejor aliado del Retail

Geomarketing, desarrollada por InAtlas, es una herramienta imprescindible de geolocalización que detecta zonas de mayor…

Digitalización, cooperación y talento joven para el futuro de la construcción y rehabilitación sostenibles

El pasado jueves 22 de julio tuvo lugar el “II Encuentro de Prescripción S.XXI” organizado…

VASS y José Pablo de Pedro se asocian para liderar el mercado de consultoría SAP con T4S Advance Solutions

Con el objetivo de liderar el mercado de la consultoría SAP en los próximos años,…

¿Cómo conseguir una mayor eficiencia energética en la vivienda según Reiteman?

Aunque por su parte el Gobierno acaba de anunciar una medida para bajar el IVA…